Prótesis dentales y estética dental en palma de mallorca

Prótesis dentales y estética dental

Una prótesis dental es un elemento artificial que se coloca en tu boca y sustituye a una o varias piezas dentales que has perdido por cualquier causa. Así pues, los adultos adquirimos nuestros dientes definitivos, aproximadamente, al cumplir los tres años de edad; y, desde ese momento, podemos perder cualquiera de ellos o incluso la totalidad durante nuestra vida. En este sentido, las causas de esa pérdida pueden ser muy variadas: una lesión, una infección, una caries o cualquier otra complicación bucodental. Una vez se han agotado todas las vías de salvación de ese diente, la única solución es incorporar otro de forma artificial.

¿Qué tipos de prótesis dentales existen?

Existen diversos tipos de prótesis dentales: las removibles, que son aquellas que se pueden extraer fácilmente y pueden ser parciales o completas y las fijas. Elegir un tipo u otro dependerá de las necesidades de cada paciente, pues las características de cada una de ellas son muy diferentes. A continuación, examinaremos cada una de las diversas prótesis dentales que existen y sus principales características.

¿Qué son las prótesis dentales removibles?

Este tipo de prótesis es lo que, comúnmente, conocemos como las dentaduras postizas. No son más que unos tratamientos odontológicos que consisten en un aparato que se coloca para sustituir la pérdida de alguna pieza dental o todos los dientes, si es el caso. Estas piezas sustitutivas cumplen una función importantísima, puesto que con ellas puedes volver a reír, morder, hablar, comer y llevar una vida completamente normal.

Así pues, la principal característica de estas dentaduras y la cual las diferencia de las prótesis fijas es que pueden ser extraídas de la boca con facilidad. Se sujetan en tu boca, pero se pueden sacar en cualquier momento y sin necesidad de acudir al dentista.

¿En qué consiste una prótesis removible?

Las dentaduras postizas no son más que unas estructuras de metal a las que van sujetos varios dientes artificiales. Se fijan en tu boca a través de unas sujeciones ancladas a los dientes propios que aún conservas sanos. Si, por el contrario, padeces una ausencia total de tus piezas dentales, la estructura se asemejará a una mandíbula artificial que se adaptará completamente a tus encías.

 

Prótesis dentales y estética dental
Prótesis dentales y estética dental

¿Hay varios tipos de prótesis removibles?

En efecto, existen dos tipos de estructuras protésicas sustitutorias de este tipo: las prótesis removibles completas y las parciales.

Como ya hemos expuesto anteriormente, las prótesis removibles parciales constan de una estructura que sujeta los dientes que haya que sustituir en tu boca. Así pues, se elaboran a tu medida, teniendo en cuenta la forma de tus dientes y encías, para que encajen perfectamente, una vez preparadas. Para su sujeción, van encajadas perfectamente entre tus piezas dentales sanas.

Sin embargo, a veces es necesario extraer los pocos dientes que conservas con el fin de garantizar una buena salud bucodental. Ello puede suceder si las piezas que quedan están en muy mal estado. En ese caso, se fabrica una dentadura postiza completa de catorce piezas dentales y se inicia un proceso de adaptación, para que se amolde a tu cuerpo.

 

 

¿Cuáles son las principales características de las prótesis removibles?

protesis
Prótesis dentales y estética dental 2

Su principal ventaja es que son el tratamiento protésico más económico. Frente a los implantes dentales fijos que no se pueden retirar manualmente, sino que van atornillados a tu estructura ósea y son mucho más caros, los tratamientos removibles son unas opciones más asequibles. Por el contrario, entre sus principales inconvenientes, debes saber que el agarre y la fuerza que proporcionan no son los mismos que los de los dientes naturales. Además, su sujeción en la boca no es perfecta, lo que puede causarte problemas como llagas, desgaste en los propios dientes y sensibilidad en las encías.

 

¿Qué son las prótesis fijas?

Las prótesis fijas, por contraposición a las removibles, son aquellas que se sujetan de forma permanente a la boca del paciente. De este modo, no vas a poder extraer este elemento sustitutorio para comer o su limpieza, sino que se adapta a tu propia estructura bucodental. Su principal ventaja es que no altera la función masticatoria, el habla o la estética de la boca de quien lo lleva puesto. Además, a diferencia de las prótesis que se pueden extraer, no se produce la fricción entre los dientes sanos o las encías. Tienen una vocación de permanencia durante toda la vida del paciente, a pesar de que uno de sus principales inconvenientes es su elevado precio.

Otra de las cuestiones que más nos formulan en nuestra clínica dental de Palma de Mallorca es si las prótesis dentales son compatibles con un tratamiento de ortodoncia. La respuesta es sí y no existe un orden para uno u otro procedimiento, sino que son compatibles en todos los casos.

¿Cuáles son los tipos de prótesis fijas?

Dentro de las estructuras protésicas de carácter fijo, existen dos tipos: aquellas que se colocan sobre tus propios dientes y aquellas que se colocan sobre los implantes dentales.

Respecto al primer tipo, el procedimiento consiste en aprovechar tu propia pieza dental que ha resultado dañada por un traumatismo o una caries, para colocar sobre ella una prótesis. De este modo, se rebajarán tus propios dientes, para colocar sobre ellos unas coronas de mentira.

Por el contrario, si tu caso es aquel en el que no es posible aprovechar el diente sobre el que se asienta la prótesis fija, para sujetarla, se utilizará un implante dental. Este va atornillado al hueso de la mandíbula y sobre él se asienta un diente artificial sustitutorio.

¿Prótesis removibles o implantes?

En abstracto, las prótesis dentales son unos de los elementos estrella en el ámbito de la estética dental. Puede ocurrir que, si dispones de un presupuesto más ajustado, te sientas más tentado a acceder a una prótesis removible. Sin embargo, a largo plazo, las prótesis fijas son unas mejores inversiones. Por lo tanto, lo más importante va a ser realizar un estudio de tu caso concreto y evaluar los pros y contras de cada tratamiento para tu problema dental más específico.

Dr. Ruslan Caula
Dr. Ruslan Caula

 

Visítanos y comprueba la calidad de los servicios de nuestra clínica dental dirigida por el Dr. Ruslan Caula, colegiado n.° 892, con especialidad en estomatología y con estudios en La Habana, Cuba (1995) y en la Universidad Europa de Madrid (2009). Visite nuestra clínica y disfrute de una atención cálida y personalizada.

La lectura de este contenido no sustituye la visita a su dentista. Visite a su dentista de confianza de forma regular, para prevenir y controlar la salud de su boca.

Si desea ponerse en contacto con nosotros puede hacerlo a través de nuestra web o llamando al teléfono:

Tlf. 971 244 600 Móvil: 636 562 588

Implantes dentales, solución funcional y estética a la perdida de dientes.

Implantes dentales, solución funcional y estética a la pérdida de dientes.

Los implantes dentales son elementos sustitutos de piezas dentales que se han perdido. Se diferencian de otras herramientas que reemplazan la falta de dientes en que tienen vocación de permanencia. Esto es, se colocan de forma fija en la boca sin posibilidad de extraerlos para comer o para limpiarlos.

¿De qué se compone un implante dental?

Esta herramienta se compone de dos partes bien diferenciadas: una raíz artificial y una corona que imita la forma del diente que has perdido. Los implantes constan de un tornillo de titanio que se sujeta en el hueso de la mandíbula o en el maxilar. Su forma es cilíndrica y su tamaño se ajusta al hueco que el diente natural ha dejado en la boca. Sobre el tornillo se sitúa una especie de pilar o también denominado “muñón”, que sirve de conexión con la corona, la parte visible del implante.

¿Cómo se coloca un implante dental?

Las diferentes técnicas que existen para colocar un implante dental dependen del momento en el que se coloca. Así pues, si hace mucho tiempo que has perdido tu pieza dental, lo habitual es que necesites una intervención quirúrgica para abrir la encía e iniciar así el proceso de colocación del implante.

Sin embargo, en determinados casos es posible que no sea necesario ese corte en la encía, sino que la colocación del implante se realice de manera inmediata en el hueco dejado por el diente perdido.

En ambos casos, debes tener en cuenta que la colocación de un implante dental no es dolorosa.

Tipos de implantes dentales

Implante dental de carga inmediata

Este tipo de implante se coloca de una sola vez. Es decir, no se subdivide el proceso en dos partes, sino que en la misma fase se inserta el implante y se fija sobre él la corona dental. Este tipo de implantes es el más rápido, pero requiere de unas condiciones determinadas en el paciente. En este sentido, será necesario que el hueso de tu mandíbula sea de buena calidad y que no haya el menor atisbo de infección.

Implante dental en dos fases

Lo habitual en cualquier colocación de un implante dental es que existan dos fases. En el primer paso, el tornillo se ajusta al hueso de la mandíbula, donde se integra. Con posterioridad, unos tres o cuatro meses después de la intervención quirúrgica, se iniciará la segunda fase del tratamiento: se atornilla el pilar al implante y se coloca la corona. Ya tenemos nuestro diente nuevo en perfecta sintonía con las demás piezas de nuestra dentadura.

Ventajas de los implantes dentales

En primer lugar, es importante que sepas que la falta de un diente puede ser perjudicial para tus huesos de la cara. Cuando se te cae un diente, el hueso de la mandíbula tiende a reabsorberse, se va retirando poco a poco hacia atrás. Esto puede afectar a tu aspecto físico, pero también repercute en las función de masticación que llevan a cabo nuestros dientes.

En este sentido, también hay que tener en cuenta que la falta de un diente perjudica a los que se sitúan a su alrededor.

Una de las principales ventajas de los implantes dentales es que no se mueven. Su colocación supone que puedas masticar, sonreír y hablar con normalidad, como si de tu propio diente natural se tratase. Además, se limpian exactamente igual que los dientes propios y duran para toda la vida.

Otro beneficio de utilizar implantes dentales es que son indoloros. A diferencia de las prótesis removibles, que pueden causar fricción con los dientes propios o inflamar tus encías, los implantes dentales se adaptan perfectamente a la estructura de tu mandíbula. Una vez pasada la fase de adaptación, no generan ningún problema de compatibilidad.

¿Existe algún riesgo al colocar un implante dental?

Los implantes dentales son una de las técnicas de estética dental más utilizados en nuestra clínica dental de Palma de Mallorca. Su colocación es muy sencilla pero, en ocasiones, pueden producirse complicaciones durante el proceso.

El primer gran problema de los implantes es su rechazo. El propio cuerpo del paciente no acepta bien ese elemento extraño que se incorpora a la mandíbula. Por eso, la primera parte del proceso es tan importante. Una vez realizada la intervención con éxito e insertado el tornillo, se dejará pasar un tiempo prudencial hasta culminar el tratamiento.

El segundo gran problema es el riesgo de infección, que puede atenuarse con un tratamiento a base de antibióticos.

¿Cuándo puedo necesitar un implante?

Falta de un diente

Si has perdido alguna pieza dental, cualquiera que haya sido la causa, puedes colocarte un implante dental para sustituirla. No es necesario haber perdido más de un diente, con que te falte uno de ellos es suficiente. Muchos pacientes que acuden a nuestra clínica dental de Palma de Mallorca nos preguntan si los implantes son compatibles con el uso de ortodoncia o con la posibilidad de realizarse un blanqueamiento dental. La respuesta a sus dudas es siempre positiva. Eso quiere decir que los implantes dentales son absolutamente compatibles con cualquier otro tratamiento de estética dental, siempre que estén supervisados por un profesional.

Pérdida de varios dientes

En este caso, los implantes dentales permiten la posibilidad de aplicar en la boca del paciente prótesis fijas o puentes sin ganchos que permitan la posibilidad de suavizar los dientes que están alrededor. Con este sistema, los resultados son más duraderos y estéticamente inmejorables.

Pérdida de toda la dentadura

Las personas que tienen una falta de todas sus piezas dentales pueden colocarse una serie de entre seis y diez implantes dentales sobre su maxilar, en el que se inserta un puente fijo circular. En este sentido, la ventaja de de utilizar implantes en lugar de una prótesis removible es que los nuevos dientes artificiales no se mueven y con ellos se consigue una funcionalidad total y una sonrisa perfecta.

En definitiva, los implantes son una excelente opción si has perdido una o varias piezas dentales. Un tratamiento indoloro cuyos resultados son para toda la vida.

Dr. Ruslan Caula
Dr. Ruslan Caula

 

Visítanos y comprueba la calidad de los servicios de nuestra clínica dental dirigida por el Dr. Ruslan Caula, colegiado n.° 892, con especialidad en estomatología y con estudios en La Habana, Cuba (1995) y en la Universidad Europa de Madrid (2009). Visite nuestra clínica y disfrute de una atención cálida y personalizada.

La lectura de este contenido no sustituye la visita a su dentista. Visite a su dentista de confianza de forma regular, para prevenir y controlar la salud de su boca.

Si desea ponerse en contacto con nosotros puede hacerlo a través de nuestra web o llamando al teléfono:

Tlf. 971 244 600 Móvil: 636 562 588