Enfermedades bucodentales, efecto en el resto del organismo

Enfermedades bucodentales, efecto en el resto del organismo

Sufrir periodontitis, gingivitis, alguna infección dental o una caries estamos es bastante común y es importante que tengas en cuenta que se trata de enfermedades que no solamente afectan a tu boca. Cuando decimos que los dientes sanos son sinónimo de vida sana estamos diciendo que la salud dental afecta a la salud de todo el organismo. Seguramente, muchas personas no lo piensan o no lo relacionan porque casi siempre hablamos de las enfermedades de los dientes como algo que solamente afecta a la salud dental. Pero no es así.

Vamos a realizar un recorrido sobre cómo tu salud dental puede ser clave en tu salud general. De hecho, existen enfermedades sistémicas que pueden estar causadas por problemas dentales.

Periodontitis, gingivitis e infecciones: cómo afectan tu salud

Los dientes y la boca están expuestos a multitud de factores que los pueden afectar. Desde la alimentación, los cambios hormonales, los cuidados e higiene o los traumatismos. Todo ello puede afectar de tal manera que se lleguen a sufrir enfermedades de las encías como periodontitis, gingivitis o infecciones en los dientes como las caries.

Y sucede que, tanto las caries como las enfermedades periodontales, se pueden prevenir. Por tanto, como siempre, aconsejamos la prevención mediante la higiene bucodental adecuada y las visitas al odontólogo, porque ambas acciones son fundamentales.

Pero, si sufrimos estas enfermedades, ¿se quedan solo en eso o producen más problemas a tu salud general? ¿Pueden ser causantes de otras enfermedades en tu organismo? La respuesta es: sí.

No solamente pueden afectarte como enfermedades sistémicas sino que pueden causarte trastornos psicológicos y hasta problemas sociales.

Salud bucodental y enfermedades sistémicas

Comenzaremos diciendo que una mala salud dental y una mala salud general van de la mano. Una buena salud dental, suela acompañar a un buen estado de salud general y viceversa. Además, se da habitualmente la coincidencia de que las personas que tienen problemas bucodentales más graves suelen tener hábitos insanos. Por ejemplo, fumar o tomar alcohol en exceso, o no mantener buena higiene bucodental.

Vamos a exponer las relaciones más claras que se han establecido científicamente entre enfermedades bucodentales y enfermedades sistemáticas:

Infecciones en el organismo como cardíacas, respiratorias y de otros órganos pueden estar provocadas por bacterias de la boca. Por ejemplo, sufrir una pericarditis puede estar provocado por una enfermedad en la boca cuyas bacterias pasaron al torrente sanguíneo y de ahí al corazón.

– La pérdida de dientes puede afectar a la alimentación y nutrición de la persona. Esto les pasa a personas con periodontitis que se ven afectadas a la hora de masticar los alimentos por falta de piezas dentales.

– La estomatitis gangrenosa o noma está relacionada con la gingivitis y periodontitis aguda. Aunque es una enfermedad muy relacionada con desnutrición infantil se produce en la zona de la boca y la cara y está relacionada con las enfermedades bucodentales.

– Las personas con infecciones bucales tienen más riesgo de sufrir neumonía. Ya que, como en el caso de las enfermedades cardíacas, los patógenos pueden afectar a los pulmones.

– Si la madre tiene enfermedades de la boca se asocia con nacimiento prematuro de sus hijos y bajo peso cuando nacen.

– Las personas que tienen enfermedades bucodentales pueden tener más fácilmente úlcera de estómago. Esta enfermedad está causada por bacterias que pueden anidar en la boca.

– Las enfermedades periodontales están relacionadas con el cáncer de páncreas y de patologías gastrointestinales.

– Las enfermedades de la boca pueden empeorar las complicaciones de la diabetes.

Como ves son muchas y, en ocasiones graves, las relaciones que hay entre salud bucodental y enfermedades o problemas de salud sistémicos.

Salud bucodental y problemas psicológicos

Pero no solamente es sistémico nuestro cuerpo, sino que nuestro estado psicológico también puede verse afectado.

Si pierdes dientes, tu aspecto cambia y te sientes peor. Además, te va a afectar a la hora de comer, por lo que tu calidad de vida empeora considerablemente. Sobre todo, si la pérdida es de varias piezas dentales o de todas ellas.

Si tus encías sangran o te duelen, tu vida y su calidad empeoran. Además, los dientes suelen moverse al sufrir periodontitis, lo cual provoca problemas para masticar y la persona debe tomar solamente dietas y alimentos blandos. Esto reduce las posibilidades de llevar una vida normal.

En ocasiones esto lleva al aislamiento, a decidir no salir con otras personas a comer, a verse uno mismo con un peor aspecto físico y estético. Es decir, un problema bucodental puede acarrear una gran cantidad de complicaciones en tu vida y en tu salud.

Factores de riesgo que favorecen la infección y las enfermedades bucodentales
Factores de riesgo que favorecen la infección y las enfermedades bucodentales

Factores de riesgo que favorecen la infección y las enfermedades bucodentales

Para que podemos prevenir las enfermedades bucodentales, debemos conocer cuáles son los factores de riesgo:

– Mantener una dieta o alimentación poco saludable con alto contenido de azúcares. El azúcar se relaciona con las caries dentales en niños y adultos.

– Consumo de tabaco alcohol. De hecho, el tabaco se relaciona con más del 50 % de las enfermedades periodontales.

– No llevar una buena higiene bucodental es uno de los factores más importantes, incluso aunque la alimentación sea adecuada.

-No acudir al odontólogo a revisiones es un factor de riesgo porque pasan desapercibidas las enfermedades que <>, afectando a largo plazo mucho más tu salud.

Prevención de las enfermedades bucodentales

La prevención de las enfermedades tiene mucho que ver tu actitud personal, pero también con otra circunstancias. El acceso universal  los fluoruros con las campañas escolares y en los centros de salud ha mejorado la salud bucodental general.

Además, es importante que sepas qué hacer para mejorar tu salud dental y, por tanto, la de todo tu organismo:

Eliminar los azúcares de la dieta es una opción más que deseable.

Eliminar el consumo de tabaco y alcohol.

– Mantener una higiene dental adecuada desde la infancia. Las pastas de dientes fluoradas están indicadas para la prevención de las caries y el fortalecimiento del esmalte.

– Acudir a revisiones dentales al menos una vez al año. Los niños deben acudir igualmente al dentista desde que son pequeños. Como mínimo a partir de los 3 años y si es antes, mejor.

– Acudir al dentista de forma urgente si se tienen molestias, caries o inflamación de las encías.

Si vives en Palma de Mallorca no dejes de visitarnos, acudir a tu clínica dental de forma periódica es vital para prevenir la periodontitis y otras enfermedades bucodentales.

Dr. Ruslan Caula
Dr. Ruslan Caula

 

Visítanos y comprueba la calidad de los servicios de nuestra clínica dental dirigida por el Dr. Ruslan Caula, colegiado n.° 892, con especialidad en estomatología y con estudios en La Habana, Cuba (1995) y en la Universidad Europa de Madrid (2009). Visite nuestra clínica y disfrute de una atención cálida y personalizada.

La lectura de este contenido no sustituye la visita a su dentista. Visite a su dentista de confianza de forma regular, para prevenir y controlar la salud de su boca.

Si desea ponerse en contacto con nosotros puede hacerlo a través de nuestra web o llamando al teléfono:

Tlf. 971 244 600 Móvil: 636 562 588